Texto simulado con algo disimulado

Lo leerás en 3 minutos.

El texto simulado se usa en el mundo del diseño gráfico y del desarrollo para generar los textos que debe contener una composición. A menudo llegan después de haber empezado. Y a veces, incluso no llegan.

En el caso de pruebas de maquetación de publicaciones regulares aún ocurre más a menudo ya que el contenido ni siquiera existe o se desconoce su longitud porque se va generando con el paso del tiempo. Por eso, es habitual usar texto simulado para hacer pruebas visuales y de composición tipográfica. De esta forma podemos tener definido el estilo de la maqueta de un libro incluso antes de termine de escribirse.

Se supone que fluye de una forma más natural porque se compone de palabras y frases que guardan cierto grado de similitud con la realidad. Por lo menos, más que un chorro de texto del tipo 4390ododdsa saondaqkqñ adasmñdd321’asmld.

El uso de texto simulado no es algo nuevo. Podrás leer en la wikipedia y en una de las webs más populares de generación de texto simulado, su origen se remonta nada menos que al siglo XVI, donde un impresor usó como base la obra de Cicerón De finibus bonorum et malorum (Sobre los límites del bien y del mal) para componer un catálogo tipográfico.

Tradicionalmente, el texto simulado suele empezar con Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipisci velit, que es un extracto de la frase original de la obra de Cicerón:

Neque porro quisquam est qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit.

Traducido significa algo como  “No hay nadie que ame el dolor mismo, que lo busque, lo encuentre y lo quiera, simplemente porque es el dolor”. Es el único trozo con sentido ya que el impresor original usó varios retales. Tampoco se conoce el motivo por el que empezó a mitad de frase.

Nadie sabe a ciencia cierta si esta historia que te estoy contando es 100% verídica pero es la versión en la que más o menos coinciden más fuentes.

Hechas las presentaciones, el caso es que en un encargo aburrido para un cliente aburrido nos entraron ganas de patalear un poco y en una entrega, substituimos Lorem Ipsum por Lorem Pipi en varios bloques de texto para ver si alguien se daba cuenta. Y nadie lo hizo.

Hace también algún tiempo, decidí crear mi propio pequeño generador de texto simulado que ahora tu también podrás usar de forma responsable por favor.

¿Qué mejor cualquier cosa que esconder mensajes personalizados o genéricos de amor, escatológicos o de  odio a los responsables del proyecto del lado del cliente?

Al final del día, lorempipi.com es una forma muy sutil de mostrar el estado de ánimo de la persona que lleva a cabo la tarea y de generar complicidades con el cliente. Que además podrás hacer extensivo a otras partes como las imágenes del presidente de la compañía, los datos de contacto o las imágenes del producto.

Pues nada, ahí queda eso. Usad lorempipi con moderación y pasadlo bien.

Compartir Texto simulado con algo disimulado

TwitterWhatsAppLinkedInFacebookGoogle+Buffer

Dicen que las opiniones son como el agujero del culo. Que todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta. No sé cómo te olerá a ti, pero si te apetece dime qué piensas de
Texto simulado con algo disimulado.