Vannevar Bush, Memex, el hipertexto y los extraterrestres

Lo leerás en 2 minutos.

En 1945 Vannevar Bush publicó un ensayo titulado As we may think donde menciona Memex, una máquina conceptual con la capacidad de almacenar la ubicación de textos e imágenes. El uso de este método asociativo es muy parecido a cómo la mente organiza la información y además en el mundo de las ideas resulta muy práctico porque debería permitirnos ir libremente de un tema a otro. Eso es algo que ocurría en la web sobretodo antes de los medios sociales, que ahora podríamos decir que tienden a canibalizar y retener el tráfico.

Vamos a pasar de puntillas por un trozo de la historia reciente, sólo por si acaso.

El Memex de Vannevar Bush no llegó a existir (aunque en este vídeo podrás ver una simulación de su funcionamiento), pero sirvió de inspiración a Ted Nelson, que en 1980 usó la palabra hipertexto en su libro Literary Machines, donde lo definía como escritura no-lineal.

No contento con el hipertexto, Nelson se adelantó el micropago (refiriéndose al pago por uso) y definió los Tumblers (sí, como tumblr).

La primera edición de Literary Machines hoy cuesta unos $150 y ha doblado el precio en los últimos 10 años, así que comprar Literary Machines podría considerarse una inversión.

Pero no fué Nelson quien aplicó el hipertexto como lo conocemos. Él se lió con el proyecto xanadú y siguió a su bola pero sirvió de inspiración a Tim Berners-Lee, quien junto con algunos científicos del CERN desarrollaron HTML y el concepto del World Wide Web tal y como lo conocemos.

Lo más bonito del asunto y lo que lo convierte en algo realmente interesante es que Vannevar Bush, que podría ser el origen del medio interactivo -por lo menos a nivel conceptual-, se asocia a Majestic 12. Un grupo súper-secreto de búsqueda de platillos volantes. BUM.

América. Segunda Guerra mundial. Un tipo llamado Vannevar Bush. Memex. Es tan de ciencia ficción que de repente todo cobra sentido.

Compartir Vannevar Bush, Memex, el hipertexto y los extraterrestres

TwitterWhatsAppLinkedInFacebookGoogle+Buffer

Dicen que las opiniones son como el agujero del culo. Que todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta. No sé cómo te olerá a ti, pero si te apetece dime qué piensas de
Vannevar Bush, Memex, el hipertexto y los extraterrestres.